¿Imprimes tus fotografías?

¿Imprimes tus fotografías?, yo sí, no todas, solamente las que me gustan de una forma especial. En esta época digital, hay miles de millones de buenas fotografías que nunca se imprimirán, seguramente al final acaben perdiéndose en discos duros que tras pasar una media de 10 años perderán sus datos por obsolescencia. Yo prefiero imprimir, la mejor forma de ver y apreciar una fotografía es en papel, por muchas pantallas que se hagan, al imprimir la tenemos presente, ya no hay que buscarla en una pantalla de movil, tablet o pc donde cada uno de los dispositivos nos muestra unos colores diferentes, pero no debemos limitarnos al aspecto técnico, imprimir las fotografías también tiene un aspecto romántico sobretodo. La impresión nos traslada más fácilmente al momento de la toma, nos ayuda a ver la imagen de otro modo, me atrevería a decir que se ven mejor.

 

Imprimir una fotografía no es fácil, si no disponemos de una buena impresora y gestionamos bien el color no quedará igual que la vemos en pantalla, yo recomiendo siempre hacer algunas pruebas de impresión a tamaños pequeños para ver si los matices de color, brillo y contraste son los que deseamos, posteriormente cuando ya hemos conseguido que todo coincida pasamos al tamaño definitivo. Mis primeras impresiones no las hacía yo, las enviaba a laboratorios externos pero siempre hacía pruebas primero. 

Si tenemos un calibrador de pantalla, es lo ideal, puesto que este aparato nos asegura la fidelidad de los colores que vemos en el monitor, después de esto y utilizando los perfiles de color de la impresora no debería haber gran problema en obtener copias bastante fieles. De todos modos si el propósito de sacar copias en papel es el de presentar las fotografías a concursos o exposiciones es recomendable 100% recurrir a un profesional pues este sabrá como proceder y nos ayudará a retocar ciertos matices para obtener la copia perfecta.

Pin It on Pinterest